Ir al contenido principal

La verdadera recompensa de ser un profesor


El día de ayer unas alumnas de cuarto de acercaron a un profesor para contarle que habían visto un gato bebé en una de las alcantarillas del colegio.

Ellas estaban muy acongojadas y querían ir a sacarlo de inmediato de allí. En ese momento no fue posible para mí acompañarlas, pero quedamos de ir hoy en el primer descanso. Antes de que se acabara la clase estaban paradas en la puerta esperándome para ir por él. De hecho ni siquiera comieron la media mañana sino que se fueron directamente a buscarme. 

Al llegar nos dimos cuenta que no es sólo uno, sino tres. Pero sólo pudimos coger a este pequeño que ven en la foto. Seguimos en la búsqueda de los otros dos y por supuesto, de la mamá para que no tenga más crías en la calle.

Al ver a estas niñas tan entusiasmadas y preocupadas por este gatito, siendo capaces de sacrificar sus descansos y el tiempo para comer, tuve uno de esos momentos, que tristemente en la vocación de la docencia a veces son tan pocos, en que me sentí tan orgullosa de ser profesora que me dieron ganas de llorar. 

Sentí una satisfacción muy grande. Sentí que lo que hago si va dejando huella en mis estudiantes.

Si hay algo que he aprendido en mis años de docencia, y también por mi propia experiencia personal, es que los conocimientos concretos no es lo que uno aprende en el colegio. O más bien, si lo aprende pero se olvida bastante rápido. Cuando como profe me pidieron que enseñara matemáticas en el grado tercero de primaria, tengo que reconocer que no tenía ni el más mínimo recuerdo de cómo se dividía. Tuve que entrar en youtube a ver alguno de los mucho videos que allí hay para aprenderlo de nuevo y poderlo enseñar. Y así como la división, son muchas las cosas que he olvidado y que he re-aprendido cuando tengo que enseñarlas. 

El verdadero aprendizaje está en la huella que algunos maestros dejaron en mí y en la huella que yo logro dejar en algunos de mis alumnos. Una huella que los hace ser mejores personas. 

La preocupación por la naturaleza ha estado presente en mí desde hace varios años y es algo que trato de transmitirle a mis alumno todo el tiempo. Aún siendo la profe de matemáticas y no la de ciencias. Afortunadamente me doy cuenta de que son muchos los profesores que cada día se preocupan más y más por esto. 

El poder ver cómo estas enseñanzas van cambiando la forma de ver la vida, el mundo, la naturaleza, los animales, no sólo en mis estudiantes, sino en muchos más por el trabajo que vamos haciendo los profesores, no hace más que llenarme de orgullo y satisfacción por haber escogido esta vocación, tan ardua a veces, pero que da unas alegrías inmensas, no de un aumento, de un puesto, de un salario, sino de saber que se ha cambiado una vida.

Entradas populares de este blog

Detrás de la pizarra. Reflexiones.

Hace unos días vi esta película que me dejó sumamente conmovida. No es raro que la situación de estos personas, unos niños que viven en la calle, nos conmueva a todos. Pero lo que más me llegó al corazón fue la actitud de esta hermosa profesora que usa toda su creatividad y lo mejor de sí misma para realizar una labor inolvidable.

Queridos profesores, nosotros que compartimos esta misión tan hermosa de tener tantas vidas en nuestras manos a lo largo de toda nuestra vida, quiero invitarlos hoy a que compartamos algunas enseñanzas que ella nos deja.
1. El gran amor por la profesión, que en nuestro caso es una vocación. Al inicio de la película nos muestran a una pequeña niña que por sus grandes maestros se enamora de esta profesión. Toma otras decisiones en su vida, que hacen que por un tiempo no le sea posible estudiar y que cuando puede hacerlo, le tome más tiempo de lo normal, pues debe atender a sus dos hijos. Sin embargo, ella nunca renuncia a lograrlo porque lo que siente en el co…

Todo niño es especial. Reflexiones.

Espero que todos hayan tenido la oportunidad de observar la película de la reflexión anterior, Todo niño es especial. http://reflexionesdeunaeducadora.blogspot.com/2012/02/todo-nino-es-especial.html
Hoy voy a compartir algunas reflexiones que podemos sacar de esta extraordinaria película.


1. Ishaan es un niño inquieto que parece insolente, grosero, indisciplinado. Inclusive si miramos el comentario que tiene la película en youtube, habla de un niño travieso que gracias a la voluntad y creatividad de un profesor, logra salir adelante. Me llama particularmente la atención, el momento en que su profesora le pide que lea y él simplemente dice: jhfduhgiauwrdfjkldjfs... Para la profesora esto es una grosería. Tanto que lo saca del salón del clase. 
Esta actitud es perfectamente explicada por el profesor del colegio de internos con el ejemplo que le da a su padre: le pide que lea las instrucciones de una caja que están en chino. El papá dice que no entiende. Y el profesor le contesta que se…

La diferencia entre educar y enseñar

En esta reflexión del día de hoy quisiera dialogar de un tema que me parece fascinante especialmente para los profesores, pero que en muchos momentos también puede ser muy enriquecedor para los padres de familia. La mayoría de los docentes nos encontramos en un aula de clase para dictar una materia específica: matemáticas, ciencias naturales, sociales, física, gimnasia, arte... En la mayoría de los centros educativos se incluyen materias como ética y religión lo que lleva a muchos docentes a pensar que esos son los espacios para educar a los estudiantes. ¿Por qué caemos en este error? Me atrevería a afirmar que la mayoría de las veces es porque nos encontramos tan ocupados con las tantas tareas que trae ser profesor y especialmente con cumplir un currículo o programa, que pensamos que "perder" diez minutos de una clase en formación, no nos deja cumplir con nuestras obligaciones. Es cierto que como profesores tenemos un currículo que generalmente es muy extenso y nos obliga …