jueves, 30 de junio de 2016

Otros organizadores visuales

En esta reflexión estaremos conversando sobre los diagramas causa-efecto. Se puede llamar espina de pescado porque al realizarlo, la forma que queda es similar a la de un pez.

¿Qué es?

Es un diagrama que representa y organiza las causas que podrían estar provocando un problema.

¿Cuáles son sus principales usos?

Este organizador se utiliza principalmente cuando se están trabajando problemas o un eventos históricos. Es muy útil para relacionar conceptos y fomentar el análisis de diferentes situaciones.

Se compone de una cabeza que es en la que se escribe el problema o el evento, una línea horizontal principal de la cuál se van desprendiendo los diferentes causas.

Pasos para realizarlo:

1. Identificar el problema o el evento: este será el efecto.

2. Describirlo en una frase concreta escribiéndolo en la parte derecha de una hoja en un recuadro. Esta parte se denomina la cabeza del pescado.

3. Dibujar una línea horizontal, desde la cabeza, hacia el lado izquierdo.

3. Dibujar las espinas principales utilizando líneas de 70°

4. Realizar una lluvia de ideas sobre las causas del problema o del evento histórico y escribirlas en las espinas principales. Este paso es muy importante.

5. De estas espinas principales se pueden desprender otras ideas, que serían las espinas menores.

Aquí les dejo una idea de cómo se puede realizar:







lunes, 27 de junio de 2016

Organizadores visuales: mapas conceptuales

Los mapas conceptuales son herramientas que, como hemos mencionado al hablar en general de los organizadores visuales, ayudan a la estructuración y aprendizaje de diferentes temas.

El mapa conceptual está compuesto de tres elementos:

- Conceptos
- Proposiciones.
- Palabras enlace.

1. Conceptos: se refiere al tema, término, objeto del que se va a hablar.

2. Proposiciones: son unidades semánticas completas que se forman por la unión de dos o más conceptos. Son afirmaciones sobre algo.

3. Palabras enlace: son las palabras que sirven para unir conceptos y señalar la relación que existe entre ellos.

También es importante hablar de las flechas y líneas que van a permitir que se pueda ver la estructura y la relación de los conceptos, palabras enlace y proposiciones.

Pasos:

1. Leer detenidamente el texto o el tema. Es importante que en este punto se tenga, no sólo una comprensión global, sino también una comprensión de la terminología que se está utilizando. En caso de no entenderla, es importante buscar las palabras y su significado.

2. Subrayar con diferentes colores las ideas principales y las secundarias.

3. Dentro de estas ideas principales que se han subrayado se deben destacar los conceptos claves, ya sea con una línea por debajo o encerrándolos en un círculo.

4. Pensar en el orden que deben llevar los conceptos de acuerdo a su importancia.

5. Situar los conceptos en los niveles que deben estar de acuerdo a la jerarquía. Los conceptos de igual importancia deben ser en el mismo nivel.

6. Escribir entre cada concepto una o dos palabras (palabras enlace) que den significado a la proposición.

7. Una vez establecida la jerarquización de los conceptos se realiza el diseño utilizando algunas figuras geométricas como círculos, cuadrados, óvalos y las líneas o flechas según corresponda.

Aquí les dejo un mapa conceptual que muestra la estructura de lo que debe ser el mapa conceptuales:




Tener en cuenta lo siguiente:

- El número de concepto debe ser reducido.
- Antes de realizar el mapa, se deben entender todos los conceptos.
- Sigue una jerarquía (una de las principales diferencias con los mapas mentales): las ideas principales deben ir en la parte superior y de ahí de deben ir desprendiendo las secundarias.

Ejemplo de un mapa conceptual:



domingo, 5 de junio de 2016

Organizadores visuales: mapas mentales.

Uno de los organizadores visuales para comenzar a trabajar con los niños son los mapas mentales. Estos son ideales porque su elaboración es sencilla y por todas la ventajas que tienen en la memorización de los contenidos, algunas las hemos mencionado en la entrada anterior y otras las iremos mencionando en esta reflexión.

¿Por qué son importantes los mapas conceptuales?

Diciéndolo en pocas palabras, los mapas mentales son importantes porque son una excelente herramienta que facilita el verdadero aprendizaje. No sólo la memorización mecánica, sino una memorización que sea un real aprendizaje. 

- El cerebro funciona con conexiones de ideas e imágenes que permiten encadenar conceptos. Los mapas conceptuales realizan esta misma función.

- Nos permite organizar y estructurar las ideas en nuestra mente.

- Más ideas en menos palabras. Observemos las siguientes imágenes:





La primera, por tener gran cantidad de palabras en un sólo párrafo, sólo con mirarlo es más tedioso, es difícil identificar la idea principal, las ideas secundarias y de qué se trata el tema en general. En la segunda, sólo con un golpe de vista, se identifica claramente de qué se trata el tema, en qué se subdivide y la información que contiene, todo de forma más amigable y fácil de aprender.

- Facilitan el recuerdo pues la mente memoriza de forma más fácil un menor número de elementos. En el experimento realizado por Hebbinghaus sobre la curva del olvido, que hemos mencionado en una entrada anterior, uno de los resultados que él observo, fue que las series de 7 sílabas eran más fáciles de recordar que las de 12 en adelante. 

De nuevo miremos las dos imágenes que presento a continuación:





En la primera imagen se presentan 24 instrumentos, superando el número que se ha indicado es más factible una óptima memorización. 

En la segunda, los instrumentos se encuentran subdivididos en 4 grupos. Cuatro es una cantidad fácil de memorizar. Si después miramos detenidamente cada uno de los grupos, dentro del primero tenemos 3 subgrupos. Cantidad que es fácil de memorizar de igual manera. 

Y siguiendo este orden, en los subgrupos tenemos cantidades de 4, 6 y 2. 

En el fondo, el cerebro sigue memorizando más de 7 elementos, pero al subdividirlo, es como si fueran menos. Por decirlo de alguna manera, estamos engañando a nuestro cerebro.

- Fomentan la creatividad al ser más libres y no seguir estructuras.

- Permite recuperar información del cerebro de forma rápida y sencilla. Puede servirnos para ilustrar esto, pensar en nuestro cerebro como si fuera un archivero: vamos almacenando la información de manera ordenada en diferentes cajones o apartados. De esta manera podemos ver que en el cajón relacionado con la historia tenemos cinco cajones: prehistoria, edad antigua, media, moderna y contemporánea. Memorizar estos cinco conceptos es fácil por lo que hemos explicado anteriormente. Si entramos, por ejemplo, al cajón de la edad antigua, podemos encontrar que ésta a su vez se subdivide en las grandes civilizaciones: Mesopotamia, Egipto, Persia, Grecia y el Imperio Romano. Al mirar más detenidamente Grecia, se abre un nuevo cajón en el que encontramos La edad oscura, la Grecia Clásica, Grecia Helenística y Grecia Romana. Y así sucesivamente.

¿Qué se necesita para elaborar un mapa menta?

- una hoja de papel en blanco.
- lapiceros, colores, marcadores.
- tu pensamiento.
- mucha creatividad.

¿Qué pasos seguir?

Los mapas mentales no tienen una forma estricta de elaboración como es el caso de los mapas conceptuales. No tienen una organización jerárquica de ideas y se pueden utilizar palabras, colores, dibujos, símbolos, imágenes que ayuden a establecer la relación de los temas y conceptos trabajados.

1. Identifica la idea principal, el contenido o el tema que quieres estudiar.

2. Busca una palabra simple, un dibujo o un símbolo que represente esta idea principal y escríbela o dibújala en el centro de la hoja.

3. Partiendo de esta idea central, identifica las ideas secundaria o los subtemas que quieres tratar y escríbelos alrededor de tu idea principal. Se desarrolla desde el centro hacia afuera. En el centro se escribe la idea principal, el tema o el concepto que se está estudiando. Las ideas secundarias se irradian desde esta idea central. Siempre puedes usar palabras, símbolos o dibujos para representar estas ideas. Lo que para ti sea más fácil y te ayude más a aprender.

4. A partir de este punto ve desarrollando tantas ramificaciones como sean necesarias.


Importante.

- Utiliza tantas imágenes y colores como te sea posible ya que de esta forma lo aprenderás más rápido y fácil y de manera más permanente.

- Empieza siempre desde el centro.

- Utiliza sólo dos o tres palabras claves en cada concepto ya que no se trata de un resumen.

- Aunque existen muchos programas en Internet que ayudan a realizar mapas mentales, siempre mi recomendación será realizarlos utilizando papel y lápiz ya que la escritura ayuda al aprendizaje.

Les dejo este link en el que además de los mencionados, dan otros consejos prácticos sobre cómo realizarlos.




Y el siguiente link con una presentación de slideshare que también va paso a paso. Quiero aclara que en esta presentación el autor demerita el uso de los mapas conceptuales, visión que personalmente no comparto, y que en una posterior reflexión ampliaré su importancia y cómo ayudan a desarrollar las habilidades mentales.


No me queda más que decirles que:  ¡Qué comiencen a realizar muchos mapas mentales!