sábado, 17 de noviembre de 2012

El fascinante mundo de los libros...

Aunque ya he abordado este tema más de una vez... vuelvo a hacerlo. Y probablemente volveré a hacerlo, porque la lectura es y será una de mis grandes pasiones.

Acabo de terminar de leer la trilogía de Los Juegos del Hambre por Suzanne Collins. Qué les puedo decir... me leí los tres libros en menos de una semana. Mi novio me ha preguntado a lo largo de toda la lectura que qué tal me parecía el libro, que si era bueno... Qué difícil pregunta. 

Bueno, de esos que no puedes parar de leer, definitivamente sí. Bueno, en cuanto a que es una obra de inmenso valor literario, definitivamente no.

Lo cierto es que durante esta semana que estuve leyendo los libros, me volví a sentir como cuando estaba el colegio y tenía 18 años. Que tragaba libros por día... Y me hizo sentir tan bien. Hace tiempo que no encontraba un libro del que no pudiera despegarme. Que casi prefiriera quedarme en casa leyendo que salir con mis amigas.

Mi anterior libro fue La Guerra y la Paz de León Tolstoi. Esa sí que es una obra clásica de la literatura universal. Sin embargo, tengo que confesar que las mismas más de mil hojas, me demoré más de un mes leyéndomelas. Me pregunté si me estaría volviendo banal. ¿Cómo me puede enganchar más un libro escrito para ser un best seller, que una obra clásica?

Entonces recordé unas palabras de un conferencista (del que lamentablemente no recuerdo su nombre). Todas las personas deben tener cuatro tipos de lecturas:

1. Relacionadas con su profesión: para poder desempeñarse cada vez mejor en ella y no quedarse obsoleto.

2. De actualidad: tenemos que estar informados de los sucede a nuestro alrededor.

3. De cultura.

4. De nada. Esos libros que probablemente no nos aporten una gran cantidad de conocimientos, pero que nos distraen, nos relajan, nos hacen olvidarnos por un momento las dificultades laborales, familiares, económicas, personales... Nos llevan a otro mundo que nos atrapa por unos días, nos fascina y nos divierte.

Yo añadiría un quinto tipo de lectura y serían libros que nos ayuden a reflexionar y en nuestro crecimiento personal.

Entonces me di cuenta que haber leído La Guerra y la Paz me ha proporcionado un mundo de conocimientos inmensos. Los Juegos del Hambre, me han relajado, me han distraído. 

Qué fascinante es el mundo de los libros, en el que podemos encontrar lo que necesitamos para cada momento de nuestras vidas.

¡¡¡Espero que el día de hoy, todos encuentren y tengan en la mano un gran libro!!!