martes, 6 de marzo de 2012

La importancia de la creatividad en nuestras vidas.

Estamos trabajando la descripción haciendo un especial énfasis en el uso del presente y del uso de los adjetivos. En una de las actividades les refuerzo a los niños estos dos temas y les digo que hagan una descripción de lo que quieran. Varios niños se quedan en el escritorio pensando y comienzan a trabajar. Pero otros se acercan a mí y me dicen: profe, dame un tema que no sé de qué escribir.

Los niños están tan acostumbrados a que les demos todo hecho. Y por esto ya no piensan y es difícil para ellos tener nuevas ideas. Nos vamos acostumbrando a hacer las cosas en molde, todo igual, todo como nos lo dices.

Hace unos días tuvimos una discusión en una reunión del colegio sobre el siguiente tema: los niños cuando entran al preescolar perfectamente pueden dibujar un elefante azul y las profesoras calificamos que está bien. Pero cuando están en kinder ya hay que ir enseñándole que el elefante no es ezul. Es gris. Y debe dibujarlo gris. Eso me dejó pensando mucho. ¿De verdad tiene que dibujarlo gris porque sino, está mal el trabajo? Después conversando con otras profesoras, llegamos a una conclusión. Si uno está evaluando las características de los animales, entonces sí se puede calificar que está mal, porque una característica del elefante es que es gris. Pero si la actividad es de ilustrar una historia, ¿por qué el elefante no puede ser azul?

Y es con estas pequeñas cosas que comenzamos a matar la creatividad de nuestros alumnos y de nuestros hijos.

¿Quién no se ha quedado maravillado con las historias de Harry Potter, de El Señor de los Anillos, de Las Crónicas de Narnia...? Pero si a cualquiera de estas personas les hubieran dicho que estas cosas no existen... ¿Tendríamos etos maravillosos libros?

Los padres muchas veces temen que si su hijo escribe una frase tipo: "El perro iba manejando un carro azul a toda velocidad" el profesor se la pondrá mala y le insiste en que los perros no manejan carros... Lo importante ahí es ver qué está evaluando el profesor y si es la estructura gramatical, que los perros hablen, corran, vuelen y hagan lo que quieran.

Dejo esta reflexión aquí como un abrebocas para el tema. Espero que sea un cuestionamiento para todos los que lo lean para preguntarse que tanto fomentamos en nuestros alumnos o en nuestros hijos la creatividad.

Espero retomar el tema con muchas más reflexiones e ideas.