jueves, 16 de febrero de 2012

Leer leyendo

Continuo con las reflexiones sobre la importancia de la lectura y no sólo de la lectura, sino de leer leyendo.

¿Por qué leer leyendo? ¿O a qué me refiero con leer leyendo? Quiero retomar los ejemplos que mencioné al inicio de esta serie de reflexiones sobre la lectura en la que les contaba sobre unos alumnos que frente a la pregunta: ¿Cuál es la importancia del carnaval de negros y blancos? Me contestaban explicándome qué es el carnaval...

Vemos aquí que las personas a veces aunque leen... no leen. Sólo pasan sus ojos por una serie de símbolos que forman palabras, frases, párrafos... pero que no cumplen su función porque no le transmiten ningún significado a las personas que los observan y que supuestamente los descifran.

Leer se trata de comprender lo que se lee, saber reconstruir el significado global del texto y a medida que se alcanza una mayor madurez intelectual, llegar a analizar y a emitir juicios sobre el texto.

Hay algunos pasos o actividades que se pueden realizar para ir desarrollando esta comprensión de lectura y especialmente para acostumbrar a los estudiantes a que hagan un esfuerzo para entender o tratar de entender siempre lo que leen.

Evidentemente queda a criterio de los profesores y padres de familia cuáles preguntas utilizar. También estas preguntas que enumero a continuación, a medida que van avanzando requieren más habilidades del pensamiento que se van adquiriendo a medida que los alumnos maduran intelectualmente y por lo tanto deben ser utilizadas con niños más grandes


1. Predicción.
La estrategia que se utiliza es la de la relación de conocimientos previos con el nuevo tema.
  • Pensar antes de leer, qué saben de ese tema.
  • Predecir qué sucede (guiados por el tema, el título, las ilustraciones, el contexto, su experiencia) y revisar o confirmar las predicciones.


2. Comprensión literal: extraer información específica y explícita del texto.
La estrategia que se utiliza es la de saber localizar la información.
  • Buscar palabras, frases u oraciones de especial relevancia en un texto de acuerdo con un criterio, (pregunta) o más.
  • Identificar tiempo (época, momentos especificados en el texto) y/o lugar de un relato. Ver qué efectos puede tener el cambiar el escenario y/o la época. Por ejemplo, preguntarles cómo sería la historia si sucediera en esta época actual.
  • Hacer preguntas tipo qué, quién, por qué, cuándo, cuánto.


3. Comprender globalmente el texto
La estrategia que se utiliza es la del análisis y síntesis del tema.
  • Determinar la idea principal o el tema. ¿De qué se trata?
  • Valorar la importancia de la información. Lo esencial: el tema, título. Lo importante: las ideas principales y algunas ideas secundarias. Lo indiferente: los ejemplos, la repetición, una  aclaración innecesaria.
  • Marcar un texto con colores: ideas principales con un color, secundarias con otro e indiferentes con otro.
  • Poner subtítulos (si el texto no los tiene) que indiquen de qué tratan los párrafos.
  • Seleccionar la oración que recoge mejor el sentido (párrafo, parte, texto).
  • Resumir el texto.
  • Decir las partes: inicio, nudo, desenlace.


4. Interpretar e integrar ideas e información. Reelaborar el texto.
La estrategia que se utiliza es la de interpretación.
  • Identificar la intención o la finalidad de un texto.
  • Inferir el ambiente de una historia.
  • Describir los personajes principales, el escenario o ambiente de una historia.
  • Aplicar o contrastar con su propia vida el contenido del texto.
  • Comparar y contrastar información entre distintas partes del texto.
  • Identificar las frases que justifican una idea, una opinión o valoración.
  • Describir la relación entre dos personajes.
  • Ordenar y secuencias argumentos y lugares.
  • Considerar posibles alternativas a las acciones de los personajes y sus consecuencias.
  • Proponer diferentes finales.


5. Realizar inferencias directas, basadas en lo que dice el texto, teniendo en cuenta las diferentes partes de dicho texto y su relación con el todo.
La estrategia que se utiliza es inferir y deducir.
  • Deducir que un suceso es la causa de otro.
  • Establecer la conclusión a la que llevan varias razones.
  • Identificar las generalizaciones del texto.
  • Pedirles que realicen una elipsis (la supresión de elementos del discurso sin contradecir las reglas gramaticales.)
  • Discutir la causa de algún hecho expresado en un texto.
  • Discutir las posibles diferencias de sentido según el contexto de una frase (vgr: Qué frío! Podría significar cierra la ventana... o que la respuesta me deja helado...).


6. Examinar y evaluar el contenido, la lengua y los elementos textuales.
La estrategia que se utiliza es la de juicio.
  • Evaluar y contrastar el contenido del texto con los conocimientos previo y externos al mismo. Evaluar los elementos lingüísticos y textuales
  • Reflexionar sobre la forma del texto
  • Criticar el contenido de un texto.
  • Tomar postura ante la representación de la realidad mostrada.
  • Evaluar el impacto que puede llegar a tener el texto.
  • Evaluar la probabilidad de que hechos descritos puedan ocurrir realmente. Distinguir qué hechos del texto son reales, probables y fantásticos.
  • Juzgar si la información del texto es completa y clara, objetiva, parcial... o si es subjetiva: expresa la opinión del autor.
  • Determinar la perspectiva del autor respecto al tema. Valorar su postura. Identificar las pruebas utilizadas para suponer la intención del autor.
  • Identificar la intención o los motivos que mueven a un personaje concreto.
  • Contrastar el contenido con normas de convivencia, éticas, estéticas...
  • Relación de las pruebas aportadas con la conclusión.
  • Deducir el significado a partir del contexto.
  • Reflexión sobre el vocabulario. Seleccionar algunos términos que sean interesantes para discutir.

Espero que estas preguntas y estrategias sean de gran ayuda para ustedes, para lograr que sus hijos y alumnos comprendan cada vez más lo que leen y puedan ser más eficaces en su formación.

Quiero compartir con ustedes un cuadro para fomentar la lectura. 


Como ven en este cuadro tenemos diferentes géneros de lectura o temas o ideas (un libro sobre un insecto, un libro recomendado por un amigo). La idea es que los niños vayan escogiendo que quieren leer y a medida que vayan leyendo, coloreen el cuadrito correspondiente. Cuando coloreen todos los cuadros, entra la motivación que los padres de familia o profesores quieran darle a sus hijos o estudiantes.

Espero les ayude esta idea.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Cualquier pregunta, duda, sugerencia o comentario, es bienvenida siempre y cuando sea con respeto.