Ir al contenido principal

La diferencia entre educar y enseñar

En esta reflexión del día de hoy quisiera dialogar de un tema que me parece fascinante especialmente para los profesores, pero que en muchos momentos también puede ser muy enriquecedor para los padres de familia.
La mayoría de los docentes nos encontramos en un aula de clase para dictar una materia específica: matemáticas, ciencias naturales, sociales, física, gimnasia, arte... En la mayoría de los centros educativos se incluyen materias como ética y religión lo que lleva a muchos docentes a pensar que esos son los espacios para educar a los estudiantes.
¿Por qué caemos en este error? Me atrevería a afirmar que la mayoría de las veces es porque nos encontramos tan ocupados con las tantas tareas que trae ser profesor y especialmente con cumplir un currículo o programa, que pensamos que "perder" diez minutos de una clase en formación, no nos deja cumplir con nuestras obligaciones.
Es cierto que como profesores tenemos un currículo que generalmente es muy extenso y nos obliga a usar nuestro tiempo exhaustivamente y a tratar de no desperdiciar ni un minuto de la clase.
Reflexionemos en este momento en cuantos de nosotros nos acordamos saliendo del colegio de todas las capitales de Europa, de todas las partes de la célula animal y vegetal, de cómo factorizar, de identificar que  una frase está escrita en la tercera persona del pasado pluscuamperfecto...  Lo más seguro es que de acuerdo con los intereses personales se nos haya quedado grabada cierta información de sociales, de biología, de matemáticas o de español... pero todos los contenidos que aprendimos en el colegio, seguramente no los recordamos.
Lo mismo les sucede a nuestros alumnos. Nosotros les enseñamos muchos contenidos, pero muchos de ellos los olvidarán. Y seguramente si recuerdan a alguno de nosotros, no nos recordarán como: "ese fue el profesor que me enseño el proceso de la fotosíntesis" Si nos recuerdan será por los aprendizajes significativos que les dimos en su vida.
Aquí es donde en mi opinión entra la diferencia entre enseñar y educar.Enseñar es transmitir una serie de conocimientos a las personas. Educar es tomar a la persona completa, tanto los conocimientos específicos que debe aprender, como la formación de su mente y de su personalidad, la adquisición de habilidades para desenvolverse en la sociedad y el perfeccionamiento de todas las facultades humanas. En este sentido yo equiparo la educación con la formación.
El salón de clase en este contexto se convierte en un escenario perfecto para aprovechar las cosas que suceden diariamente y educar y formar a los alumnos. Hacer una pausa, reflexionar con ellos sobre un comportamiento específico ya sea bueno o negativo que pueda enriquecerlos.
Evidentemente tanto la educación como la enseñanza son necesarias y se deberían como algo junto. Mientras enseño, educo. Y no como algo separado. Acaba de llegar mi momento de educar.
Pues la enseñanza nos dará la información y los conocimientos para tener una capacitación profesional y un trabajo. Y la educación nos dará las herramientas para manejar toda esta información exitosamente.
No desperdiciemos ningún momento que tenemos para enseñar y educar a nuestros hijos y alumnos.



Entradas populares de este blog

Detrás de la pizarra. Reflexiones.

Hace unos días vi esta película que me dejó sumamente conmovida. No es raro que la situación de estos personas, unos niños que viven en la calle, nos conmueva a todos. Pero lo que más me llegó al corazón fue la actitud de esta hermosa profesora que usa toda su creatividad y lo mejor de sí misma para realizar una labor inolvidable.

Queridos profesores, nosotros que compartimos esta misión tan hermosa de tener tantas vidas en nuestras manos a lo largo de toda nuestra vida, quiero invitarlos hoy a que compartamos algunas enseñanzas que ella nos deja.
1. El gran amor por la profesión, que en nuestro caso es una vocación. Al inicio de la película nos muestran a una pequeña niña que por sus grandes maestros se enamora de esta profesión. Toma otras decisiones en su vida, que hacen que por un tiempo no le sea posible estudiar y que cuando puede hacerlo, le tome más tiempo de lo normal, pues debe atender a sus dos hijos. Sin embargo, ella nunca renuncia a lograrlo porque lo que siente en el co…

Todo niño es especial. Reflexiones.

Espero que todos hayan tenido la oportunidad de observar la película de la reflexión anterior, Todo niño es especial. http://reflexionesdeunaeducadora.blogspot.com/2012/02/todo-nino-es-especial.html
Hoy voy a compartir algunas reflexiones que podemos sacar de esta extraordinaria película.


1. Ishaan es un niño inquieto que parece insolente, grosero, indisciplinado. Inclusive si miramos el comentario que tiene la película en youtube, habla de un niño travieso que gracias a la voluntad y creatividad de un profesor, logra salir adelante. Me llama particularmente la atención, el momento en que su profesora le pide que lea y él simplemente dice: jhfduhgiauwrdfjkldjfs... Para la profesora esto es una grosería. Tanto que lo saca del salón del clase. 
Esta actitud es perfectamente explicada por el profesor del colegio de internos con el ejemplo que le da a su padre: le pide que lea las instrucciones de una caja que están en chino. El papá dice que no entiende. Y el profesor le contesta que se…